¿Cómo han manejado los ejércitos el COVID-19?

Los ejércitos en el mundo no han parado su actividad con el surgimiento del COVID-19 en el planeta. Si bien en muchas partes del mundo, la economía y varios sectores se han parado, los militares han tenido que surgir para apoyar a la ciudadanía.

En países latinoamericanos como México, el ejercito siempre se utiliza en ocasiones de auxilio. Uno de los planes que se activan en momentos de desastres naturales, epidemias o pandemias es el Plan DN-III-E. El nombre completo de este movimiento que activa el gobierno en turno es el Plan de Auxilio a la Población Civil en Casos de Desastre.

En el año 2009, México experimentó una pandemia por la Influenza AH1N1. En aquel año, el ejercito mexicano también salió a las calles para ayudar y auxiliar a la población.

11 años después, los ejércitos del mundo volvieron a tener una emergencia sanitaria por la pandemia del COVID-19. Otro ejemplo en el mundo es el ejercito británico. En su caso, el Ministerio de Defensa activó las fuerzas del Comando Conjunto para apoyar a las autoridades civiles como parte de la respuesta militar.

La importancia del ejercito para una nación no es solo para uso bélico. El auxiliar a la ciudadanía también es una obligación que tienen las armadas de los países del mundo ya que, a final de cuentas, los soldados están para proteger a los civiles de circunstancias devastadoras.

Ahora, cabe recalar que, entre los accesorios que se les suman a los soldados para combatir las pandemias, en este caso para sobrellevar el COVID-19, es el uso de cubrebocas y guantes. Con estos accesorios sanitarios están listos para poder apoyar a la ciudadanía.

Los soldados al estar protegidos y generando una imagen de asepsia, la cual genera confianza en la misma sociedad. Con esa misma confianza, el uniformado puede generar conciencia en la sociedad para que utilicen los cubrebocas y sea otro foco en el que ya no se genera mas contagio.